Our Blog / Blog

Una forma de acceder al mercado laboral para los más jóvenes son los Contratos de Formación y Aprendizaje. En Horeca se gestionan este tipo de fórmulas para menores de 30 años, que no tienen formación en el sector de la hostelería  y que quieren obtener un Certificado de Profesionalidad.

Estos contratos tienen un año de duración y las horas se dividen entre la formación en el centro de Horeca y el trabajo en las empresas, en concreto, pasan el 25% del tiempo formándose (444 horas) y el 75% (1.332 horas) trabajando. Esto es lo bueno para el alumno, que a la vez que aprende en un centro de formación acreditado por el Servicio Público de Empleo Estatal, está realizando una actividad laboral retribuida.

También suponen una buena oportunidad para las empresas que contratan a estos alumnos, pues cuentan con un trabajador joven y con ganas que se está preparando con la mejor formación y, además, puede deducirse el 100% del salario en los seguros sociales que pagan.

La formación es presencial y aprenden Operaciones Básicas de Cocina y Operaciones Básicas de Restaurante y Bar y otras materias de interés, como la Aplicación de las normas y condiciones higiénico-sanitarias a  los restaurantes.

Los formadores de estos cursos son profesores y expertos en diferentes áreas de gestión de la restauración, cocina, etc. Virginia Ordoyo es una de las profesoras e imparte precisamente esta parte más teórica. “Los alumnos tienen que aprender la teoría sobre las condiciones higiénicas, pero también hacemos prácticas, como una salida a comercios minoristas para rellenar unas fichas de registros, o muestreos del nivel de bacterias que llevamos en las manos. De esta forma se conciencian de la importancia de estos temas y además luego lo ponen en práctica cuando van a trabajar”, explica la formadora.

aula

Las clases de Cocina y Restaurante Bar son bastante prácticas y, además, el último día realizan una sesión de elaboración de tapas en la que la mitad de la clase hace de cocineros y la otra mitad de clientes; después, la segunda mitad se encarga de la limpieza y la otra mitad evalúa cómo lo hacen.

Aunque ninguno tiene formación hostelera, alguno de los alumnos ya tenía experiencia trabajando en el sector, como Isabel: “Ahora estoy contratada en el restaurante del aeropuerto. Me gusta el hecho de compaginar la teoría y la práctica real porque obtienes formación y experiencia y creo que así será más fácil encontrar trabajo”, explica.

En general, los alumnos están contentos, aunque destacan la importancia de que las empresas respeten sus horarios y días de descanso.

Maite Barra, de La Parrilla de Albarracín, lleva varios años contratando aprendices para su restaurante. “Estamos muy contentos. Se adaptan muy bien a nuestro sistema y tenemos a dos que tras ser aprendices se han quedado con contrato”, explica la hostelera. Asegura que la formación ayuda mucho a estos jóvenes porque es integral y aprenden muchas disciplinas.

 

¿Qué tengo que hacer para contratar a un aprendiz?

El 13 de junio y el 31 de octubre empezarán los cursos para los nuevos grupos  de aprendices,  y la empresa debe darlos de alta esos días, así que los interesados ya pueden contactar con Horeca Formación para comenzar con antelación la selección  del candidato idóneo.

Los aprendices cobran el 85% del Salario Mínimo Interprofesional y, una vez pagada, la empresa consigue la bonificación de la Seguridad Social.

comunicacionhorecazaragoza-com

Comments are closed.